Marketing digital dentro de la industria 4.0

Chinatown en el BEC

19-chinatown-bec

Los chinos han llegado a Euskadi. No me refiero a restaurantes y bazares, sino a bienes de equipo. Estuvieron en en BEC, con motivo de la última feria de Subcontratación/Ferroforma/Maintenance 2017. No sé si es la primera vez, pero de algo sí podemos estar seguros: no será la última. Podemos reirnos de la modestia de sus stands, agrupados en una apartada calle del pabellón 3, de su mal inglés y de la baja calidad del género que han venido a vender: herramientas de mano, ruedas de alisar cemento, ganchos para grúa, cerraduras de seguridad electrónicas, etc. Pero hay algo de lo cual no deberíamos reirnos: sus precios. A niveles comparables o inferiores de calidad, los precios chinos son un argumento que ningún cliente puede ignorar.

La República Popular China está protagonizando uno de los fenómenos más sorprendentes en toda la historia de la economía: el regreso a primer plano de un antiguo imperio, tras varios siglos de decadencia y sometimiento colonial. Este retorno al mercado mundial estuvo precedido por un despliegue masivo de productos baratos durante las últimas décadas del siglo XX y las primeras del nuevo milenio. En la actualidad China, que es ya una de las primeras potencias industriales y militares del mundo, exporta también maquinaria y tecnología. No es aventurado predecir que algún día será en estos mercados un serio rival para alemanes, estadounidenses y, cómo no, también vascos.

En próximas ediciones de ferias industriales celebradas en el BEC tendremos ocasión de comprobarlo. Lo que hoy es una modesta callejuela con stands de 10 metros cuadrados, algún día se convertirá en un Chinatown con todo tipo de mercancías. A todo esto, ¿por qué hay tantos chinos en una feria local y todavía tan pocas empresas vascas en las ferias chinas? Más importante aun: ¿qué prefieren los chinos? ¿Hacer ferias en su propia casa para promocionar sus productos o salir a las ferias del extranjero?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.